+33 (0)1 40 62 27 00 oie@oie.int

Las contribuciones de los paraprofesionales de veterinaria (PPV) son esenciales para lograr servicios veterinarios eficientes. Sin embargo, la calidad de su formación y nivel de reconocimiento varían de un país a otro debido a que los requisitos para la profesión no siempre están bien definidos. La 87.a Sesión General permitió sensibilizar a los Delegados sobre el importante papel que cumplen los PPV en la vigilancia, la prevención y el control de las enfermedades animales y ofrecerles una serie de directrices destinadas a ayudar a las autoridades veterinaria a definir mejor sus funciones y adaptar las opciones de formación a las especificidades locales.

En muchos países, en particular aquellos con un número insuficiente de veterinarios, los PPV están llamados a desempeñar una amplia variedad de actividades y servicios en las áreas de la sanidad animal, la salud pública veterinaria y las normas de diagnóstico.

De este modo, pueden respaldar a los servicios veterinarios nacionales en la implementación de estrategias de control a gran escala inscritas dentro de su agenda. Por ejemplo, en la actualidad, muchos países están llevando a cabo programas nacionales de control para la peste de pequeños rumiantes y los PPV deben efectuar actividades tales como vacunación, vigilancia epidemiológica y serológica, investigación sobre enfermedades y muestreo como parte de los esfuerzos gubernamentales.

A una mayor escala, también se puede esperar que participen en diversas actividades bajo la dirección y responsabilidad de veterinarios, desde las actividades de prevención y control hasta las inspecciones de la carne o la realización de pruebas de diagnóstico veterinario, dependiendo de las cualificaciones, formación y de otras necesidades del país.

A menudo, los países carecen de PPV cualificados, puesto que sus competencias difieren de las exigidas por el contexto o ante la falta de opciones de formación apropiadas a nivel local.

Entre tanto, los PPV deben encarar otros desafíos debido a la falta de trabajo o de oportunidades de capacitación, y a la ausencia de reconocimiento de su formación por parte de las autoridades veterinarias. Cabe destacar que la formación de los PPV varía enormemente en el mundo, tanto en términos de duración como de calidad.

En un estudio reciente realizado en los Países Miembros africanos de la OIE*, el 98 % de las respuestas coincidió en que el requisito más importante para promover la contribución de los PVV en la mejora del bienestar y la sanidad animal eran las oportunidades de formación.

Esto se explica por la falta de una definición detallada de las categorías reconocidas de PPV y de la falta de claridad de las normas de rendimiento para las categorías de PPV existentes.

Adecuación del contenido de formación con las competencias requeridas a nivel local

Con el fin de acompañar a los países a corregir esta situación, la OIE publicó recientemente las Directrices sobre los planes de estudio de los PPV que, utilizadas junto con las Directrices sobre las competencias de los PPV, se pueden emplear de diferentes maneras para ayudar a los servicios veterinarios a redactar puestos de trabajo u ofrecer orientaciones a las instituciones de formación para elaborar planes de estudio que incluyan las competencias requeridas. Los PPV también pueden utilizarlas a efectos de autoevaluaciones en el marco de la formación continua y el desarrollo profesional.

El objetivo principal de este esfuerzo es brindar a los Países Miembros herramientas útiles para ayudarlos a definir mejor el papel de los PVV, las competencias que deben adquirir, la formación que necesitan obtener y la forma de aplicar estas habilidades en apoyo al trabajo de los servicios veterinarios de conformidad con las normas de la OIE.

Teniendo en cuenta que los recursos disponibles para la formación de PPV pueden variar considerablemente entre los países y que no existe un único acercamiento que convenga a todas las necesidades, las Directrices del plan de estudios se han elaborado para adaptarse en función de las necesidades de las instituciones de formación reconocidas y de las autoridades responsables del ejercicio profesional de los PPV.

Se alienta a los Países a implementar las directrices con miras a garantizar que se definan, adapten y reconozcan formalmente las importantes tareas que los PPV pueden efectuar para reforzar la sanidad animal.

* Estudio realizado en el marco de la 23.a Conferencia de la Comisión Regional para África  con respecto a la importancia de los PPV en cuanto a sus papeles y responsabilidades y a la manera en que se reglamenten en los países africanos (respuestas de 45 países – 2019).

SG SPOTLIGHT

«¿Cómo se beneficiarán los países al implementar las Directrices sobre los planes de estudio y sobre las competencias de los PPV de la OIE?»

Dr. David Sherman, Comisionado en el Departamento de Actividades Regionales de la OIE

OTROS RECURSOS

MÁS INFORMACIÓN